El entronque patriarcal y otras resistencias - la Vorágine
2654
post-template-default,single,single-post,postid-2654,single-format-gallery,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

El entronque patriarcal y otras resistencias

El entronque patriarcal y otras resistencias

Lorena Cabnal ha traído a Santander dos elementos fundamentales… su experiencia y la conexión con la tierra y nuestra–su propia sabiduría. Cabnal, fundadora de la Asociación de Mujeres de Santa María de Xalapán, en Jalapa (Guatemala) ha compartido una hora y media con unas 45 personas convocadas por La Vorágine y Brigadas Internacionales de Paz-Estado Español en las que ha hecho un retrato certero de la situación en Guatemala, ha puesto sobre la mesa el feminismo comunitario como mirada propia de las mujeres indígenas y ha urgido a la acción ante la crisis civilizatoria.

Esta mujer del pueblo Xinka ha comenzado su encuentro en Cantabria con una ceremonia de armonización de saberes, en la que han participado niños, personas que trabajan la tierra, personas que trabajan la salud humana y personas que poseen la sabiduría acumulada de la edad.

Con encuentros como este rompemos el cerco mediático sobre lo que es vivir en Guatemala”, explicaba Cabnal, quien ha dado cuenta de la mancuerna entre industrias extractivas (multinacionales, en la mayoría), Estado y militarización; ha denunciado la criminalización de los movimientos sociales, feministas, indígenas y populares y ha analizado en profundidad los nudos de los pueblos originarios y sus resistencias.

“Yo digo que hemos mantenido el hilo que nos une a la madre tierra y por eso nuestros pueblos siguen teniendo esa relación tan especial con ella, por eso estamos en las luchas anti mineras, en contra del extractivismo que acaba con todo”. Sin embargo, ha matizado, en algún momento se rompió el hilo de las relaciones entre hombres y mujeres. Eso es lo que nosotras, desde el feminismo comunitario, denominamos el patriarcado originario ancestral, que es anterior a la colonización… pero luego llegó el patriarcado colonial y eso es a lo que las hermanas feministas comunitarias aymara de Bolivia llaman el entronque patriarcal”. Ahora, las mujeres indígenas son víctimas de ese entronque patriarcal, además de los otros sistemas de opresión, como el capitalismo neoliberal, el desarrollismo o la militarización.

En los próximos días difundiremos una entrevista en profundidad que le hemos podido hacer a Lorena.

La Vorágine está en movimiento y cuando las ideas se mueven las acciones se siembran.



Por 33 céntimos al día, 10 € al mes, 120 € al año. Para la viabilidad económica y política de La Vorágine necesitamos al menos 120 personas Aliadas.
X