Europa, del proyecto colonial a la fortaleza racial

Los Derechos Humanos fuera y dentro de estas fronteras

Durante el primer semestre de 2021

Librería La Vorágine / Santander (Cantabria)

Europa y sus ciudadanos blancos confunden lo no blanco con lo migrante. Para el continente que se benefició –y se beneficia- del colonialismo, del extractivismo y de la explotación laboral basada en la raza, todo el que no es blanco y cristiano es un eterno migrante. La estructura de segregación ciudadana que se ha perpetuado con la Unión Europea provoca el desastre humano de los campos de concentración de Grecia, Italia, España o Los Balcanes, genera la violencia entre los nadie cuando el discurso alimenta la rabia de los pobres blancos, aúpa a la ultraderecha que apela al discurso identitario y atrapa a la izquierda europea empeñada en una secularidad cristiana incompatible con otras formas de vivir.

Analizamos la estructura para entender la coyuntura, viajamos por la periferia para desenmascarar al centro ¿Te apuntas a este viaje de espejos? No siempre será agradable, pero cada cita será necesaria.

Abril, 2021

Canarias en la Europa Fortaleza

La mujer que quiso saltar una valla de seis metros

Ediciones anteriores

X