CAMINO A LA GUILLOTINA

NUEVO
Disponibilidad: 23 disponibles (puede reservarse) Categoría: Etiquetas: ,

20,00

Autor: DE GOUGES; OLYMPE
Editorial: CONTRAESCRITURA
Publicado en: 2021
ISBN: 978-84-948726-9-3

«Olympe de Gouges (1748-1793), mujer, dramaturga y ciudadana. Fue casada contra su voluntad a la edad de diecisiete a�os con un hombre de cuarenta y siete. S�lo un a�o despu�s, enviud�. Olympe se referir� a ello como un regalo divino. Se traslad� entonces a Par�s con su hijo a la educaci�n del cual dedicar�a todos sus esfuerzos al haber carecido ella de una adecuada instrucci�n. No son extra�as las faltas de ortograf�a en sus obras.

Aunque su belleza le granje� varios pretendientes no volvi� a casarse. Uno de los motivos probablemente fuera que en la d�cada de 1770 las mujeres casadas a�n requer�an del permiso del esposo para publicar y si algo ten�a claro Olympe es de que en su interior lat�a una escritora.

La d�cada de los 80 fue la m�s prol�fica en su trabajo como dramaturga. Su terrible relaci�n con el Comit� de lectura de la Com�die Fran�ais la llev� a tener su propia compa��a de teatro, promover una agrupaci�n de escritores o idear un teatro en que s�lo se representaran obras escritas por mujeres. La primera de sus obras representadas, Zamora y Mirza o el n�ufrago feliz (1784), bosqueja su canon: la mezcolanza de situaciones o personajes de su vida con sus principios. Entre los temas que plantea destacar� la defensa de la igualdad y libertad de dos colectivos: los negros y las mujeres. Esta primera incursi�n le vali� la fama, sus primeras amenazas de muerte y su primer encontronazo con la justicia.

Pese a las dificultades, la escritora persiste. De sus desavenencias con la cultura oficial germinar� la Olympe de Gouges m�s pol�tica. Sus primeras cartas abiertas en la prensa tendr�n como objetivo el establishment cultural. Le quedaba su lenguaje siempre directo e incisivo y su experiencia para hacer uso de un ramillete de recursos narrativos y ret�ricos que van desde la alegor�a a la captatio benevolentiae.

Se la ha encasillado en el espectro conservador de la carrera revolucionaria. La lectura de sus alegatos, en cambio, nos hablan de un pensamiento m�s complejo y, sobre todo, ligado a los acontecimientos. Mediante carteles, panfletos, misivas enviadas a la prensa o directamente a miembros de la Asamblea y proyectos de ley, abog� por la protecci�n de los m�s desfavorecidos y la contribuci�n igual y progresiva a las arcas del estado. Plante� la creaci�n de centros sanitarios que protegieran a las mujeres y se procurara el parto sin dolor, la fundaci�n de casas de acogida para hu�rfanos, viudas con hijos y ancianos sin recursos, la implementaci�n de talleres estatales para obreros sin trabajo, la reforma agraria o el gravamen de art�culos de lujo y casas de juego.

Aunque en su �poca los textos que m�s revuelo levantaron fueron los dedicados al fin de la esclavitud y sus proyectos de ley, el texto que la ha hecho pasar a la historia es Declaraci�n de los derechos de la Mujer y de la Ciudadana (1791). En ella, hace algo tan revolucionario como cambiar los masculinos por femeninos. �Pod�a un texto aceptado e interiorizado por todos perder su sentido cambiando solamente �hombre� por �mujer�?

Camino a la guillotina. Textos pol�ticos une a este una serie de art�culos que nos permiten acompa�ar a De Gouges durante los primeros cuatro a�os de la revoluci�n francesa. Su Carta al pueblo, A modo de testamento o su alegato ante el Tribunal revolucionario nos har� testigos de su firmeza contra los grandes se�ores de la revoluci�n, la necesidad de la educaci�n de las mujeres o su intransigencia a la vida cortesana.

Bajo la acusaci�n de alentar a la contrarrevoluci�n y poner en peligro la unidad de la Rep�blica revolucionaria, es detenida, juzgada y guillotinada en el a�o 1793. Fue la segunda mujer en sufrir este ajusticiamiento, s�lo precedida de la reina Mar�a Antonieta, y la �nica en ser oficialmente ejecutada por publicar sus ideas.»

has been added to your cart:
Checkout
X