Arranca (In)capaces, un ciclo para hablar de las disidencias y la justicia en la diversidad funcional

El poder puede residir en el lenguaje: idiota, loca, tullido, aberración…

Todas esas palabras son marcadores para expulsar del mundo normativo, para encerrar en la jaula de la discapacidad y dejar patente que sólo es permisible la capacidad corporal (y mental) obligatoria como apunta Robert McRuer. El lenguaje es algo a revisar(nos), pero también las formas en las que nos apropiamos de las voces diversas para legislar en su nombre, la imposición de una intelectualidad hegemónica, la infantilización de los cuerpos y de las mentes y la falta de propuestas para la construcción conjunta de espacios amables y justos para todas.

Por eso ponemos en marcha Unas jornadas tituladas «(In)capades. Memoria, justicia y disidencias en la diversidad funcional», porque necesitamos pensar sin la hipocresía institucional que solo hace rampas, sin los lavados de cara de las empresas que se apuntan al carro de “los colectivos a salvar”. Necesitamos conocer la discriminación histórica y actual y recomponer un mundo capitalista que busca catalogar a unas personas como “discapacitadas” mientras se dedica a destruir poco a poco y en silencio los cuerpos que ahora denomina “normales”.

La primera sesión será este miércoles 17 a las 19:30h y correrá a cargo de Susana Rojas Pernia, profesora en la Universidad de Cantabria y codirectora del curso de Capacitación para la Incorporación al Mundo Laboral (Programa de Formación para Personas con Discapacidad Intelectual), e Irene Vicente Echevarría, especialista en estudios feministas de la discapacidad e investigadora en Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III. Bajo el título “La voz propia en las personas con diversidad funcional”, tendrán una conversación sobre los diferentes conceptos que se manejan en la actualidad en torno a la discapacidad, las diversas formas de discriminación y la necesidad urgente de escuchar y responder a las reclamaciones reales de las personas que sufren esas discriminaciones.

Para la segunda sesión, que tendrá lugar el 3 de diciembre y que forma parte del bloque “Una sola forma de pensar. Expropiación y discriminación intelectual”, Chema Sánchez Alcón, profesor de Filosofía y Ética y miembro de la Escuela de Pensamiento Libre, abordará la necesidad de reparación a las personas catalogadas como discapacitadas intelectuales en un sistema que siempre los ha catalogado como “subnormales, idiotas, imbéciles” y que aún sigue tolerando una forma hegemónica de construir el pensamiento.

A partir del mes de enero se seguirán sucediendo los encuentros visibilizando las exclusiones en los espacios educativos y culturales, o el tabú de la sexualidad y la patologización médica en el bloque “Cuerpos molestos, mentes incómodas”. Febrero será el mes de las disidencias, de las propuestas colectivas para abordar la diversidad funcional desde lo social y el apoyo mutuo por el constante abandono de las instituciones. En el mes de marzo, se hará un recorrido por las diferentes propuestas teóricas que están arrojando luz sobre las causas e intereses para esa invisibilización histórica, propuestas como la Teoría Crip o los estudios de la discapacidad.

Comparte!


X