Decálogo de la Lectocracia:

Decálogo de la Lectocracia:

  1. Decretamos la muerte del votante irreflexivo y del autodenominado contrato social. De hoy en adelante, no hay mentira que nos comprometa ni legajo que nos asuste.
  2. Decretamos el nacimiento de una nueva especie política: la de la singularidad mutante que sólo existe cuando se relaciona con otras singularidades y que hace política cuando camina, cuando duerme, cuando bosteza o cuando se manifiesta.
  3. La igualdad ha dejado espacio a la equivalencia. Somos diversas y diferentes pero ninguna vale más que otra.
  4. El pensamiento crítico pasa a ocupar el espacio de las leyes y los juzgados serán sustituidos por clubes de lectura en los que la vida discurra por renglones torcidos y páginas blancas en las que soñarnos otras.
  5. En la República del Pensamiento Crítico todas somos negras, o amarillas o rojas, porque donde no hay razas se puede ser lo que se desee; también podemos elegir el género, la sintonía de la radio o el final de los tiempos.
  6. Decretamos el final de las aulas y de los horarios y fomentamos la ocupación de parques y tranvías en los que la poesía conviva con la química, y los que la gramática sea sustituida por la parsimoniosa tarea de escribir en idiomas desconocidos hasta el momento de ser escritos.
  7. Establecemos las Asambleas Republicanas del Pensamiento en las que lo único prohibido será tener objetivos y la productividad será vista como una enfermedad a superar con la ayuda de los miembros más ociosos de la comunidad.
  8. Durante la Lectocracia, la primera persona del plural será parte de la revuelta y no habrá tercera persona del plural porque formará parte de la primera.
  9. En la República del Pensamiento Crítico se ofrecerán terapias de desintoxicación gratuitas para banqueros y empresarios y se harán talleres de memoria intensiva para sindicalistas. Protestar tendrá incentivos fiscales.
  10. La Lectocracia no es representativa porque nadie puede delegar lo que es ni sus sueños. Democracia y participación serán sinónimos; política y poética serán pleonasmo; cuidados y sociedad serán redundancia necesaria.

Se acabó el tiempo de la mafiocracia. Nosotras leemos, nosotras pensamos. Hasta la proclamación de la República del Pensamiento Crítico os deseamos rebeldía, insumisión, poliética y lectocracia. Suerte y al voto.



X