El periodista y ensayista Pablo Batalla presenta ‘Los nuevos odres del nacionalismo español’

  • La última publicación del escritor aborda el resurgimiento del nacionalismo español como una nueva forma de religión laica
  • Debatirá sobre ello este jueves 2 de diciembre en la librería La Vorágine a las 19:30

Cualquier credo necesita para volverse exitoso de: fertilidad teológica, catequética y misional. Son las tres patas que analiza el periodista y ensayista Pablo Batalla para abordar desde esa metáfora religiosa el resurgimiento del nacionalismo español. Batalla presenta en La Vorágine, este jueves 2 de diciembre, ‘Los nuevos odres del nacionalismo’ (colección Trea Ensayos) en donde expone el vigoroso rearme simbólico del nacionalismo al que asiste España desde hace unos años y concluye que el país «encara los años 20 del siglo XXI con los hórreos abarrotados, custodios de un capital simbólico nuevo». Un capital simbólico que ha estudiado haciendo un recorrido por sus nuevos políticos, memes, tuits, lemas o cánticos deportivos que pregonan un mensaje sobre la excepcionalidad hispana o novelas históricas como las de Álber Vázquez o Isabel San Sebastián, sin dejar de lado la eclosión de la veneración al marino dieciochesco Blas de Lezo. Un planteamiento que se apoya en autores como Anderson, Gellner y Hobsbawm que sostienen que no es la nación la que construye el nacionalismo, sino que el nacionalismo construye la nación, convencido de que «el nacionalismo nos hace identificarnos, no con quienes previenen la catástrofe, sino con quienes nos conducen a ella».

 

Batalla parte en su libro del gol de Iniesta que dio la victoria a la selección española de fútbol en la final del Mundial de 2010 para recorres diversas manifestaciones culturales de la idea nacionalista española, que incluye otras más banales pero no menos determinantes como herramientas de construcción nacional: anuncios televisivos como el de Campofrío, el auge de la recreación histórica o teleseries como ‘El Ministerio del Tiempo’ o ‘Isabel’; la explosión de ventas de la enseña rojigualda, la proliferación de juras de bandera o la celebración de rituales de afirmación patriótica en la plaza de Colón de Madrid. Y todo ello contextualizado sobre otros nacionalismos del mundo y de la propia España y otros momentos de la historia del nacionalismo español. En su opinión “la construcción nacional nunca se detiene. Eso no quiere decir que la nación se invente desde cero: siempre parte de elementos preexistentes, que existen de verdad. Lo que hace el nacionalismo es tomar los que le interesan, descartar los que no, reordenar, destilar, etcétera, y construir un relato”.

 

Pablo Batalla Cueto (Gijón, 1987) es licenciado en Historia y máster en Gestión del Patrimonio Histórico-Artístico por la Universidad de Salamanca, pero ha venido de­sempeñándose como periodista y corrector de estilo. Ha sido o es colaborador de los periódicos y revistas Asturias24, La Voz de Asturias, Atlántica XXII, Neville, Crítica.cl, La Soga, Nortes y LaU; dirige, desde 2013, A Quemarropa, periódico oficial de la Semana Negra de Gijón, y desde 2018 es coordinador de la revista cultural El Cuaderno. Hasta la fecha ha publicado los libros ‘Si cantara el gallo rojo: biografía social de Jesús Montes Estrada’, ‘Churruca’ (2017) y ‘La virtud en la montaña: vindicación de un alpinismo lento, ilustrado y anticapitalista’ (2019), ­ambos en Ediciones Trea.

Comparte!


X