Entender Colombia desde el Cine, con Juan Guillermo Gómez García

11jun7:30 pm9:00 pmEntender Colombia desde el Cine, con Juan Guillermo Gómez García

Hora

(Miércoles) 7:30 pm - 9:00 pm

Detalle

El profesor de la Universidad de Antioquia Juan Guillermo Gómez García, abogado y doctor en filosofía, está terminando su estadía en Cantabria y nos regala dos oportunidades para, a través del cine, revisar las causas del ciclo trágico de la vida colombiana que dejó, entre 1946 y 1965, 200.000 muertos políticos, otro tanto de refugiados en Venezuela y unos dos millones de desplazados a las ciudades.

A-Los Elegidos La primera de ellas, “Los elegidos“, está basada en la novela de Alfonso López Michelsen, y recrea los ambientes y las conductas de las élites colombianas en los años de la Segunda Guerra Mundial. El club social, los elegantes salones de la élite social y sus negociados resultan el trasfondo de la experiencia del emigrado judío-alemán y puritano B.K. Este refugiado se sumerge en un mundo nuevo, de la clase social privilegiada -son “los elegidos” del barrio La Cabrera de Bogotá- que impunemente imponen sus códigos políticos, sociales y culturales al resto de la sociedad. Son intocables. B.K. va a disfrutar primero de los favores de esta clase, pero más tarde va a padecer la persecución y final confinamiento carcelario como sospechoso de colaboración con el nazismo.

A-Cóndores La segunda película, “Cóndores no entierran todos los días“, de Gustavo Álvarez Gardeázabal, transcurre en un medio rural, en los sórdidos años que siguieron a la muerte del líder populista Jorge Eliécer Gaitán (9 de abril de 1948). El fanatismo político, es decir, los odios a muerte entre liberales y conservadores arraigados en la mentalidad colectiva desde el siglo XIX, se reaviva en forma inusitada. Los gobiernos conservadores -apenas aludidos en la película- estimulan la labor de los crímenes políticas que coordina León María Lozano. Jefe de los “pájaros” -bandas paramilitares de conservadores que hacía limpieza política y que eran llamados así porque matan y vuelan-, Lozano impone un reinado del terror en la zona, con apoyo de las autoridades locales y nacionales. Sin escrúpulo alguno, sus crímenes se justificaban plenamente por una “cuestión de principios”.

Miércoles 11 y 18 / 19:30h