La Palabra Rota: Esther Ramón (Madrid) y Raquel Serdio (Cantabria)

29may8:00 pm9:30 pmLa Palabra Rota: Esther Ramón (Madrid) y Raquel Serdio (Cantabria)

Hora

(Viernes) 8:00 pm - 9:30 pm

Detalle

Penúltima cita del ciclo La Palabra Rota, en la que nos acercamos a los procesos creativos de las y los poetas. En esta ocasión contaremos con Esther Ramón y con Raquel Serdio.   Unknown-2 ESTHER RAMÓN (Madrid, 1970) Es poeta, crítica literaria, profesora de escritura creativa y doctora en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada por la Universidad Autónoma de Madrid. Ha escrito artículos de estética y crítica literaria para diversas publicaciones como Revista de Libros, Archipiélago o Cuadernos hispanoamericanos y, entre otros, el estudio Geografía del frío, introducción al libro Poemas encadenados de Pedro Casariego Córdoba (Seix Barral, 2003), autor al que dedicó su tesis doctoral. Ha publicado los poemarios Tundra (Igitur, 2002), Reses (Trea, Premio Ojo Crítico 2008), grisú (Trea, 2010), sales (Amargord, 2011) y Caza con hurones (Icaria, 2013). Es coordinadora de redacción de la revista Minerva, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, y dirige el taller La flecha y lo blanco. Taller de poesía y otras artes en la Fundación Centro de Poesía José Hierro. Pronunciar la letra rota. Mensajes del inconsciente Según la cábala luriánica, el mundo que habitamos procede de unas escrituras imperfectas que contienen una letra rota; cada vez que la pronunciamos, todo se abisma. La poesía explora esa zona fracturada, la articula en sus palabras abiertas, sabiendo que lo quebrado proporciona también un hueco, una incisión necesaria hacia lo abierto. Desde esa premisa, la poesía como espacio de ruptura y apertura, puertas de sístole y diástole por donde se cuelan y se regurgitan los mensajes del inconsciente, colectivo e individual.   Raquel Serdio-fotografo Javier Rosendo RAQUEL SERDIO (Cabuérniga, 1967) Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo. ha participado en La esquina del tiempo (Peonza, 2000) y Una mirada a la vida (Consejo de la Mujer, 2010); es autora de tres libros de poemas: Cuaderno de Rozalén ((H)ALA!, 2000), En un lugar que yo veo (Devenir, 2003) y Mujeres de Mimbre (La Grúa de Piedra, 2013). Algunos de sus poemas aparecen recogidos en diferentes antologías colectivas. Entre 1998 y 2002, formó parte del colectivo (H)ALA!, revista de palabras, con el que editó una revista y una pequeña colección de poesía. Es además co-autora del estudio Damas ilustres y mujeres dignas. Algunas historias extraordinarias del siglo XX en Cantabria (Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria, 2007).   Todo en el poema se prepara para acoger poéticamente la imagen evocadora que suscitan algunas palabras. Hay en los poemas una palabra-semilla que los atraviesa, como un rayo láser, creando imágenes que abren sugerentes espacios - reconocibles u oníricos- en la mente, y que dan voz e imagen a la palpitante aspereza de vivir. Me interesan las palabras física, sintáctica y semánticamente reveladoras. Valoro en ellas su sonido, su peso, su color, su forma, su sabor, su combinatoria, su desorden…pero también su capacidad para disparar imágenes mentales -visionarias o reales- que nos lleven a territorios poéticos en los que sea posible la expresión –amplificada o susurrante-, tanto de la confrontación, la autenticidad o el juego, como del consuelo, el absurdo o la herida. Porque escribir -como leer- genera tiempos y espacios de inmersión y entrega, de insumisión y rebeldía, de introspección y apertura tan reveladores que a veces dan escalofríos. Y es ese estremecimiento el que nos recuerda que estamos vivas -con nuestras soledades, oscuridades o quiebros- y que sólo desde ahí se origina el encuentro. Con lo poético, con el otro, con nosotr@s.