Availability: 1 disponibles (puede reservarse) Categorías: , Etiquetas: ,
Ver carrito

15,50

Autor: AGUILAR; YOLANDA
Editorial: PEZ EN EL ARBOL
Publicado en: 2021
ISBN:

“¿Qué relación tiene la sexualidad con la reproducción del racismo? ¿Cómo subvertir el orden que se reproduce en la expresión de un deseo heterosexual y blanco? Estas son algunas de las preguntas que este libro nos invita a repensar. Y ello partiendo de una propuesta de antropología feminista que no se enfoca en el análisis clásico de la otredad, sino que utiliza la autoetnografía como un método para documentar (a partir de 35 entrevistas a 18 entrevistadas) y analizar el racismo, la sexualidad y el deseo ‘en la vida de una misma’, así como para auto-observar la manera en que se ha internalizado históricamente la identidad.
A través de las grandes categorías analíticas de clase social, pertenencia étnica e identidades de género, la autora busca explicar los sometimientos a regímenes de inequidad, sufrimiento y violencia con que se organizan las sociedades contemporáneas, sobre todo las fabricadas en contextos de colonialidad como la guatemalteca. La construcción simbólica que subyace a las formas de obediencia refuerzan la violencia, de allí el especial interés que ocupa el análisis de la blancura como expresión de la aspiración para el ascenso social, y las formas de control que nos recuerdan (y colocan en) el lugar que nos ha sido asignado.
El libro discute los privilegios encarnados a través de una revisión crítica de cómo se organiza el orden patriarcal-colonial en el que se han construido nuestras identidades, subjetividades, experiencias corporales, imaginarios, etc. Y cuestiona la idea universalista de ‘ser mujer’ que ciertos feminismos han difundido al dibujar un imaginario dominante de mujer, blanca, heterosexual y de clase media; apostando con ese cuestionamiento por dar un alto a las prácticas racistas que el feminismo ha criticado pero que poco ha desterrado de sus entrañas
La apuesta política es entonces visibilizar esos signos velados que traspasan nuestros cuerpos y que orientan el cultivo en nuestras subjetividades, hasta lo más íntimo en el plano del deseo, de las relaciones que seleccionamos y que establecemos a lo largo de la vida, a través de lenguajes de exclusión, miedo, baja autoestima, servilismo, dominación y racismo.
Pero el libro también busca identificar y revalorizar aquellos otros contenidos heredados del mestizaje que permitan construir nuevas colectividades, solidaridades y afectos, que también los tenemos y no debemos despreciar.”