Soñarnos poema (s)

Soñarnos poema (s)

Una vez nos soñamos ballenas. Otra, pensamos que éramos robustos árboles en bosque de iguales. Alguna vez hemos tenido la tentación de pensarnos sólo voz poderosa, conjugada, encarnada, puesta en juego con otros y otras cuyas voces, también libres y emancipadas, nos buscaban en las esquinas del letargo.
Es lo que tiene soñar. Pero cuando eres parte de un colectivo que apuesta al común, como La Vorágine, los sueños deben tomar forma, traducirse en trabajo, en acciones, en relaciones… Y por eso nació, hace ya cinco años, La Surada Poética, un certamen de poesía de la conciencia crítica mutante, constante, insistente.
Hemos tratado, con las limitaciones habituales en nuestras trincheras, de grabar y documentar parte de lo ocurrido, parte de las voces heredadas y de los cuerpos en acción comprometidos. No es posible que las imágenes contengan los sentidos puestos en juego. Hubo poetas que raspaban, otros que olían a azaleas, algunas que pisaban con la fuerza de un pueblo, otras que contenían la simiente del cambio en sus versos… La Surada ha sido y es, ante todo, la oportunidad de re-conocernos juntas y entender que la palabra, cuando se conjuga para construir una voz común, es tremendamente poderosa.

Disfruta de las imágenes y de las voces y ve tomando nota: el sábado 3 de noviembre comienza la quinta edición de La Surada. Pronto os contamos el programa y las voces que transportará.



Por 33 céntimos al día, 10 € al mes, 120 € al año. Para la viabilidad económica y política de La Vorágine necesitamos al menos 120 personas Aliadas.
X