Nuestras recomendaciones lectoras

Hemos parado un momento para pensar en cuáles son las lecturas que durante este año nos han removido, enseñado, aportado, movilizado, herido, alegrado, sorprendido… Mientras suenan las trompetas que anuncian retrocesos, fascismo y políticas del odio, nosotras queremos aportar otros sonidos, ritmos y voces críticas. Algunas propuestas.

Para que el ritmo no sea euroombligista


Fiebre de carnaval. Yuliana Ortiz Ruana. La navaja suiza editores Desde Esmeraldas (Ecuador) Yuliana Ortiz nos regala un libro que transmite canto, música y poesía, gracias a los cuales la niña Ainhoa construye un ideal de familia protectora, plagada de mujeres resistentes ante los abusos sexuales o, simplemente, ante lo que...

Para que canten las niñas


La desafortunada vida de las lombrices. Noemi Vola. Libros del Zorro Rojo Un tratado sobre lombrices que, así de entrada, pueden no ser nuestros bichos favoritos, pero en este libro descubrimos datos asombrosos que provocan simpatía y mucha curiosidad. Con unas ilustraciones divertidísimas, las peques (y no tan peques), acompañan a...

Para que no gane el silencio


Memoria del frío. Miguel Martínez del Arco. Hoja de lata editorial En Memoria del frío encontramos el relato de las mujeres “perdidas”, de las “rojas” encarceladas en las prisiones franquistas, de modo que Miguel Martínez del Arco contribuye a recuperar la memoria colectiva en este tiempo en el que la derecha...

Para una coreografía de cuerpos y mentalidades


Baby blue. Bim Eriksson. Bárbara fiore Ni se te ocurra tener sentimientos negativos, nada de ira, ni rabia, ni tristeza… Porque en esta distopía en forma de novela gráfica eso se soluciona con un buen suero. Las autoras suecas nos están dando muchas alegrías últimamente. Por suerte también aquí existe “la...

Para una melodía de voces


Marx juega. Antonio Flores Ledesma. Episkaia ¿Qué pintan un montón de filósofxs y pensadorxs en un libro sobre videojuegos? ¿O un catálogo de videojuegos clásicos y actuales en un tratado sobre el pensamiento marxista? Pues tiene todo el sentido. Antonio Flores Ledesma hilvana con maestría a Luxemburgo, Davis, Marx o Adorno...