#LaVora resiste a #LosVirus

#LaVora resiste a #LosVirus

El colectivo de La Vorágine sigue activo, repartiendo abrazos sin piel y provocando pensamiento sin límite. Sabemos que son tiempos inquietantes y que a todas nos cuesta situarnos en las frágiles grietas que nos está tocando habitar, pero queremos compartir con vosotras algunas reflexiones.

Pasamos del lenguaje bélico que está contagiándose desde la política, así que preferimos hablar de resistencia(s) ante la pandemia y ante la crisis sistémica en la que ya estábamos cuando el bicho submicroscópico apareció. Estas son algunos de los virus ante los que creemos que nos toca resistir:

 

#VirusMiedo

En ‘El poder de las pesadillas’, Adam Curtis ya nos explicó con claridad que el miedo es una poderosa arma que los poderes utilizan para controlar y gestionar población. También fue clarita Naomi Klein cuando detalló la perversa utilización del shock social provocado para lograr que medidas inaceptables sean aceptadas sin resistencia. Nosotras animamos a no tener miedo o a gestionarlo con cierta tranquilidad. El miedo es un patrimonio individual pero se contagia de forma masiva, así que es bueno evitar que sea ese miedo el que domine nuestras decisiones o nuestras relaciones. La responsabilidad para evitar contagios es clave, la madurez y la racionalidad para no entrar en paranoia, también.

 

#VirusIgnorancia+Demagogia

Es uno de los virus más democráticos. La desinformación se multiplica de forma viral cuando cae en manos de personas que no saben que no saben y que repiten de forma automática los bulos, lugares comunes y chascarrillos. La ciencia no puede explicar por qué nuestras sociedades han llegado a este extremo tan dañino, pero sí aporta elementos racionales sobre cómo protegerse o cómo reaccionar ante una pandemia, aunque está prendiendo sobre la marcha.

Mientras, nosotras, hemos activado #Apocaelipsis, un espacio de reflexión al que hemos invitado a varias personas con una capacidad reflexiva potente y donde iremos sumando también vínculos a textos críticos que se están publicando en otros lugares de interés.

 

#VirusRacista

La tendencia a echar la culpa a las de afuera, a las de dentro de otro color, o a las personas que son diferentes es alimentada cada día por un sistema que es racista y excluyente. Los virus no tienen pasaporte y el Covid-19 no es una excepción. Sin embargo, nuestro sistema, y nosotras como parte de él, sí es (somos)  racista(s). Por tanto hay que plantarse de frente a los discursos y las prácticas que arremeten contra las personas racializadas, bien de forma directa o bien al no tener en cuenta la condición de vulnerabilidad de muchas de ellas, ya empujadas por el sistema a las periferias de la subsistencia, donde pagar el alquiler, conseguir bienes de consumo necesarios o disfrutar de la salud, la educación o el ocio no es fácil.

 

#VirusIndividualista

Llegamos a la pandemia contagiados del brutal virus del individualismo… y solas, solos, no salimos de esta ni de ninguna. Para exigir medidas de ayuda realmente democráticas y que se diseñen pensando en todas, debemos estar juntas; para exigir medidas de protección y salud laboral, debemos estar juntas; para ayudar a la gente de nuestro contexto más vulnerable, debemos trabajar juntas; para imaginar salidas y formas de resistir a la crisis del d.c.  (después del coronavirus) debemos enlazarnos en comunidades de vida, de afinidad o de intereses.

 

#VirusOptimista

No hay que invitar al pesimismo, pero de alguna manera debemos sincerar la realidad y evitar cantos al optimismo y a la psicología positiva, cuando tantos miles –millones- de personas van a ver (re)precarizadas sus vidas a partir de ahora. No vienen buenos tiempos y saberlo es importante para resistir e, incluso, para diseñar las mismas formas de resistencia.



X