Diario de un celador insomne

(XVIII) Premios Nobel

(XVIII) Premios Nobel   Lebo y yo hablamos del premio Princesa de Asturias y de la idea de Ayuso de celebrar... leer más

(XVII) Pabellón Vietnam

(XVII) Pabellón Vietnam   Escribo desde fuera. Ya no estoy en Cóvidland. Cóvidland ya no existe. Durante la semana pasada, el... leer más

(XVI) La portería

(XVI) La portería   Un día se levantó el campamento y los nómadas marcharon. El 30 de abril el pabellón C... leer más

(XV) Casa de la Misericordia

(XV) Casa de la Misericordia Definitivamente el diario se me ha ido de las manos ¿No me creen? Piensen en... leer más

(XIV) El poder y la gloria

(XIV) El poder y la gloria Hoy tengo el día libre. Café con Lebo. Estamos en nuestras respectivas terrazas confinadas.... leer más

(XIII) Los maestros

(XIII) Los maestros Hay una forma de épica en las labores sanitarias que valoramos poco. Y no me refiero a... leer más

(XII) La sábana

(XII) La sábana Sousa y yo nos conocemos desde los 6 años. Su nombre completo es Augusto Sousa Rodríguez, pero... leer más

(XI) Guerras

(XI) Guerras Dos de mayo. Celebro el día de la Comunidad de Madrid con una fiesta de agujetas. Esta mañana... leer más

(X) El largo adiós

(X) El largo adiós En una entrega del diario, al principio del todo, dije que comía poco, que apenas cocinaba,... leer más

(IX) La soledad del corredor de fondo

(IX) La soledad del corredor de fondo Intento seguir el hilo cronológico de los días y los hechos, pero voy... leer más

(VIII) El Aconcagua

(VIII) El Aconcagua De nuevo estamos Lebowski y yo de charla. Cada uno en su respectivo territorio confinado, cumpliendo a... leer más

(VII) Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (Cesare Pavese)

(VII) Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (Cesare Pavese) Pasan cosas raras. Este diario está teniendo una difusión inesperada.... leer más

(VI) Chopin, lilas

(VI) Chopin, lilas El 6 de abril, Pepa me mandó al pabellón B. Cuando nos presentamos ante la mesa de... leer más

(V) Héroes, mascarillas

(V) Héroes, mascarillas Ayer Pepa, la jefa, no me reconoció. Fui a firmar tras acabar el turno y me dijo... leer más

(IV) Exitus

(IV) Exitus Las grandes marcas de Milán han empezado a fabricar mascarillas  de diseño. Los catalanes dentro de poco las... leer más

(III) El hombre del paraguas

(III) El hombre del paraguas No todo el mundo vive con el gran Lebowski. Yo vivo con el gran... leer más

(II) La mujer gigante

(II) La mujer gigante Hoy he contado los pabellones y hay 6, como en el relato de Chejov. Una amiga... leer más

(I) Dejadme correr, dejadme

(I) Dejadme correr, dejadme Trabajo en un hospital chejoviano. Tiene pabellones de dos pisos diseminados por un jardín con senderos... leer más

Pedro Sáez Serrano

Nació en Collado Villalba (Madrid) y estudió Filología Hispánica en la Universidad Complutense. Ha trabajado de casi todo y ahora es guía de montaña en diversas cordilleras europeas y es promotor de los encuentros literarios de Peña Pintada, en Cercedilla, sí como miembro del colectivo literario La carpintería. Escribe también narrativa y crítica literaria en medios alternativos y, en los resquicios de la vida, ha sido y es activo y activista en diferentes trincheras, desde la insumisión a los movimientos sociales en Lavapiés o con Ecologistas en Acción en la Sierra de Guadarrama.

En 2018 publicó su primer y punzante poemario: Las dudas del francotirador (Calumnia Ediciones).

Cart Item Removed. Undo
  • No products in the cart.