Pedro Sáez Serrano

Diario de un celador insomne


  • (XVIII) Premios Nobel   Lebo y yo hablamos del premio Princesa de Asturias y de la idea de Ayus

  • (XVII) Pabellón Vietnam   Escribo desde fuera. Ya no estoy en Cóvidland. Cóvidland ya no existe

  • (XVI) La portería   Un día se levantó el campamento y los nómadas marcharon. El 30 de abril el

  • (XV) Casa de la Misericordia Definitivamente el diario se me ha ido de las manos ¿No me creen? Piens

  • (XIV) El poder y la gloria Hoy tengo el día libre. Café con Lebo. Estamos en nuestras respectivas te

  • (XIII) Los maestros Hay una forma de épica en las labores sanitarias que valoramos poco. Y no me ref

  • (XII) La sábana Sousa y yo nos conocemos desde los 6 años. Su nombre completo es Augusto Sousa Rodrí

  • (XI) Guerras Dos de mayo. Celebro el día de la Comunidad de Madrid con una fiesta de agujetas. Esta

  • (X) El largo adiós En una entrega del diario, al principio del todo, dije que comía poco, que apenas

  • (IX) La soledad del corredor de fondo Intento seguir el hilo cronológico de los días y los hechos, p

  • (VIII) El Aconcagua De nuevo estamos Lebowski y yo de charla. Cada uno en su respectivo territorio c

  • (VII) Vendrá la muerte y tendrá tus ojos (Cesare Pavese) Pasan cosas raras. Este diario está teniend

  • (VI) Chopin, lilas El 6 de abril, Pepa me mandó al pabellón B. Cuando nos presentamos ante la mesa d

  • (V) Héroes, mascarillas Ayer Pepa, la jefa, no me reconoció. Fui a firmar tras acabar el turno y me

  • (IV) Exitus Las grandes marcas de Milán han empezado a fabricar mascarillas  de diseño. Los catalane

  • (III) El hombre del paraguas No todo el mundo vive con el gran Lebowski. Yo vivo con el gran Lebowsk

  • (II) La mujer gigante Hoy he contado los pabellones y hay 6, como en el relato de Chejov. Una amiga

  • (I) Dejadme correr, dejadme Trabajo en un hospital chejoviano. Tiene pabellones de dos pisos disemin


Pedro Sáez Serrano

Nació en Collado Villalba (Madrid) y estudió Filología Hispánica en la Universidad Complutense. Ha trabajado de casi todo y ahora es guía de montaña en diversas cordilleras europeas y es promotor de los encuentros literarios de Peña Pintada, en Cercedilla, sí como miembro del colectivo literario La carpintería. Escribe también narrativa y crítica literaria en medios alternativos y, en los resquicios de la vida, ha sido y es activo y activista en diferentes trincheras, desde la insumisión a los movimientos sociales en Lavapiés o con Ecologistas en Acción en la Sierra de Guadarrama.

En 2018 publicó su primer y punzante poemario: Las dudas del francotirador (Calumnia Ediciones).

X
X